Make your own free website on Tripod.com

Jenifiesta - El sitio de Jenifer Bartoli

Jenifer

Jenifer Bartoli

Más que una historia


Una vez en Niza...

En el año 1982, en Niza, Francia, nació Jenifer Yaël Bartoli. Hija de Michel, hombre de origen argelino, y Christine, nacida en Córcega, la Jenifer que conocemos hoy estuvo muy cerca de llamarse Leslie, sin embargo sus padres no escogieron tal nombre pues se parecería al de la mascota de la casa (Lexy) y terminaron por ponerle el que conocemos.

Es común que los cantantes tengan algún antecedente artístico en la familia que los inspire. En este caso fue la abuela de Jen (cantante de flamenco) y su propia madre (que era cantante en un grupo de música regional), además de su padre, un fanático de James Brown, Stevie Wonder y Janis Joplin.

Jenifer amaba cantar. Uno de sus primeros recuerdos infantiles, según ella misma evoca, ocurrió en Córcega cuando tenía siete años. Estaba junto a su familia en una crepería oyendo a un artista que cantaba acompañado de un piano cuando de pronto ella se levantó de la mesa, se acercó al cantante y le pidió cantar con él. Para sopresa del público, el intérprete accedió, y juntos cantaron la canción "Milord" de Édith Piaf; en medio de los vítores generales se estaba dando la primera vez que Jenifer cantaba en público. Como dato curioso, más de quince años después de ese hecho, Jen volvería a interpretar este tema, esta vez a dúo con la actriz ganadora del Oscar Marion Cotillard.

Jenifer - Graines de Stars (1996)
Jenifer, con 14 años, en 'Graines de Stars'

Con once años, con su padre en Gabón y su madre trabajando en Niza, se inscribe para sus primeras clases de canto con Sylvie, una cantante de Québec. Debido a circunstancias de la vida debe dejar esas clases, mas sus sueños de convertirse en una cantante de fama mundial no cesaron. Solía cantar en el cuarto de su hermano menor, Jonathan, frente a los pósters de deportistas famosos que ella imaginaba que eran su público. "Algún día" -decía- "llenaré un estadio".

A los catorce años participaría en un programa, que recién empezaba, descubridor de nuevos talentos: "Graines de Stars". Fue su madre la que le sugirió participar, y Jenifer accedió. Interpretó la canción Dieu m'a donne la foi de Ophélie Winter. Cosas del destino: perdió en la final, el 27 de setiembre de 1997. Sin embargo, este suceso, le serviría como una prueba y un anticipo de lo que le esperaría en el futuro.

Ella siguió intentado; en la vacaciones aprovechaba para cantar en festivales, fiestas o acontecimientos sociales (donde recibía un pago por hacerlo, por cierto). A los dieciséis años le expresaría a su madre el deseo de ir a trabajar a París junto a una amiga de ella, Sophie Bernard, en el mundo de la prensa. Christine aceptó y Jenifer se fue. En realidad, Jen iba a la capital francesa para poder hacerse de una carrera musical; su madre también lo sabía.

No fue fácil la vida allá. Tras dos años y medio de trabajar en restaurantes, vivir con compañeras de cuarto, tocar puertas y recibir rechazos notó que siguiendo así no iba a lograr realizar su sueño. Decepcionada, se volvió para Niza. Pero esta vez había una luz al final del túnel: se inscribió para una nueva temporada del reality musical Star Academy.

Star Academy: Su momento había llegado.

Luego de su no muy buena experiencia en París, Jenifer estaba desanimada respecto de su futuro como cantante. Sería una amiga que conoció trabajando allá, que a la postre se convertiría en la mejor, Clémence, quien la persuadió para que se inscribiera en el casting del programa Star Academy, una versión francesa del norteamericano Star Maker, donde los participantes debían convivir en un castillo durante unos meses, para que luego, mediante eliminaciones, hubiera un ganador. Jen no estaba para nada convencida; le disgustaba el formato del programa, las cámaras y la idea de encerrarse con gente desconocida en un castillo. Sin embargo, había que aprovechar las pocas oportunidades de las que disponía, así que envió sus datos y un video interpretando temas de Whitney Houston.

Jenifer Bartoli en Star Academy
Jenifer, junto a Mario Barravecchia

La pequeñita de aspecto travieso sorprendió gratamente a los seleccionadores y fue así que ella logró colarse entre los miles de participantes para ser una de los elegidos para vivir en el castillo. Tres meses pasaron en los cuales, los incomunicados participantes, vivieron y fueron vistos por toda la teleaudiencia, vistos como eran en realidad. Para mejorar su técnica en el canto tuvo de profesor a Armande Altaï, y para el baile, a Kamel Ouali.

Hacia el final de la emisión sólo quedaban dos participantes: Mario Barravecchia y Jenifer Bartoli; el ganador podría producir un disco bajo el sello de Universal Music y un contrato de un millón de euros, además de conservar sus propios derechos como cantante profesional. El momento había llegado, la pantalla gigante decía que Jenifer, la pequeña niza nacida hace 19 años, era la ganadora con el 60% de los votos del público, más de 14 millones de espectadores.

Aunque el hecho tenía implicancias felices, no todo era "coser y cantar". Si bien haber ganado la emisión le abría las puertas del mundo musical, no era algo muy "prestigioso" tomando en cuenta de que muchas veces los ganadores de este tipo de programas no son los más talentosos sino los más "bonitos" o carismáticos. Jenifer rápidamente se deshizo de la mala fama y demostró todo su potencial, para no quedarse solamente como la ganadora de un programa de espectáculos. Las siguientes temporadas del programa no lograron encumbrar a otro cantante de la talla de Jenifer, lo cual confirma que siempre hay una excepción a la regla: No todo lo que sale de esos programas es "carne de presidio". Jenifer sigue siendo la cantante Star Ac' más querida y recordada.

Como había escrito antes, la victoria en Star Academy la había hecho acreedora a un álbum, su propio álbum producido por Universal.

El primer álbum: Jenifer

Apareció en marzo de 2002 y la verdad es que fue hecho a toda prisa para poder aprovechar el envión luego de haber ganado en Star Academy. La vida del mundo musical no siempre es como se cree; Jenifer no pudo tomarse el tiempo de producir sus propios temas y tuvo que conformarse con elegir un grupo de una lista de poco más de sesenta canciones que le dio Universal. Habían temas de compositores reconocidos, algunos comprados por la disquera para Jenifer; otros, donados por ellos mismos.

Para poder sacar el álbum rápido fueron tres los equipos de producción que trabajaron a la vez, supervisados mayoritariamente por Benjamin Raffaelli, quien se encontraba sorprendido por los aportes de la niza a la producción del disco, sobre todo porque ella nunca había estudiado un nivel tan avanzado de música. Su naturaleza amistosa y alegre hizo que el trabajo fuera más fácil.

Las canciones que componen el álbum son:

Des mots qui résonnent!: Que fue el tercer single del álbum, lanzado en diciembre de 2002. El videoclip de esta canción muestra a Jen en una habitación con una guitarra y aparejos musicales. Mientras ella canta, un grupo de chicos y chicas irrumpe en la pieza hablando una lengua desconocida (el video fue grabado en Praga, República Checa) para armar una fiesta, tema acorde a la letra de la canción.
Au soleil: Fue el segundo single del álbum y lanzado el 8 de julio de 2002. Con singular éxito, esta canción iba de la mano con la estación veraniega en Europa. El tema, de Hocine Hallaf, fue objeto de severas modificaciones para lograr el resultado deseado. El videoclip fue grabado en una playa al sur de Francia, enfatizando las sensaciones que produce el sol, aparte de la del calor, por supuesto. Se grabó una versión en español de esta canción: Junto al sol, que llegó a ser número uno de los ránkings en España.

Jenifer - Álbum 'Jenifer'
Fotografía tomada del álbum 'Jenifer'

J'attends l'amour. Fue el primer single del álbum y la canción preferida de Jenifer de este disco. Escrito por Johanna Denker (que luego participaría en el segundo álbum) tuvo una versión en inglés. El videoclip muestra a Jen caminando por Londres, cavilando acerca de su vida afectiva.
Je garde: Tema que canta a dúo con la persona con quien disputó la final de Star Ac': Mario Barravecchia.
Nos points communs: Tema escrito por Marc Lavoine y musicalizado por Georges Lunghini.
Entre humains: Es una adaptación de la canción de la sueca Lisa Miskovski, What if (2001). La letra fue compuesta por Alana Filipi.
Je ne pourrai plus aimer: Tema que recién fue explotado durante el apogeo del segundo álbum.
Donne-moi le temps: Fue el cuarto single del álbum, lanzado el 15 de abril de 2003. Escrito por un compositor cuyo seudónimo es Pierre Lorrain y que en el segundo álbum colaboraría ya con su nombre real.
Là où tu rêves: Compuesta por Benjamin Raffaelli. Este tema medio rock-pop es el que usualmente abría los conciertos de esta primera etapa.
Secrets défenses: Por Cristophe Deschamps, célebre baterista francés que también toca en esta canción.
Viens me voir: Una balada de Ingrid Roux y de Yorgos Bernardos, quienes compusieron otros temas para los participantes de Star Academy.
Maintenant: Tema algo funk de Nicolas Neidhart.
Que reste-t-il?: Que tiene como particularidad ser la preferida de Christine, la madre de Jenifer. Incluso en una oportunidad subió al escenario a cantarla con ella, en un concierto el 15 de setiembre de 2002, en Lyon.

Aun con el éxito de este álbum, sólo llegó a alcanzar el segundo lugar de las listas, siendo el primer lugar para Celine Dion. Este hecho lejos de ser un lastre para Jenifer es una enorme satisfacción, pues la canadiense es una de sus cantantes favoritas y además este álbum fue el premio alcanzado luego de tantas vicisitudes. Con más de un millón de ejemplares vendidos alcanzó el Disco de Diamante, y también nominada como Revelación del Año, en 2003. Era el momento de encontrarse con sus fans.

Sus primeras giras

La gira empezó oficialmente en octubre de 2002. Aprovechando la popularidad obtenida con Star Ac' recorrió toda Francia, además de Suiza y Bélgica, yendo en total a 60 ciudades y realizando 110 conciertos.

A cargo de la organización estuvo Pierre Yves-Denisot, director de Arachnée Concert, que también estuvo a cargo de los eventos de Indochine, Kyo, Pascal Obispo, Gerald de Palmas y otros más. Sébastien Chouard, eximio guitarrista, fue el director artístico y se encargó de la puesta en escena. Kamel Ouali, coreógrafo de Star Academy, se encarga de ese aspecto.

En el escenario Jenifer se presenta con dos guitarristas, una batería, un teclado, un bajo y cuatro bailarinas que hacen las veces de coristas. Además de interpretar los temas de su disco, canta covers de Stevie Wonder, Seal, Janet Jackson y Tracy Chapman. Su vestuario es casual: jeans, zapatillas, poleras y capuchas.

Tantas presentaciones agotaron en extremo a Jen. Hacia el final de la gira, en Dijon, tuvo un percance serio al írsele la voz en pleno escenario. Mas sus fans no la abandonaron y ellos terminaron cantando todo el recital. Fue en Niza, en el Nikaia en abril de 2003, en donde Jenifer daría el último concierto de esta primera etapa. En total, más de un cuarto de millón de personas la vieron en escena.

Justo en ese año decide tomarse un respiro. Estaba encinta y dio un paso al costado para disfrutar del momento, pasando esos meses en Córcega. La madrugada del cinco de diciembre, a las 2:18, nació Aaron Nucci (por su padre, Maxim Nucci). El nombre del chico, lejos de ser una reminiscencia bíblica, es un homenaje a Elvis Presley, pues es su segundo nombre.

Poco después del nacimiento del pequeño, Jenifer grabó su segundo disco: Le Passage.

"El Paso"

Si bien el primer álbum había tenido buena acogida, Jenifer pretendía hacerlo mejor con su nuevo disco. Quería hacer algo menos dulzón, con muchas más guitarras y sobre todo: más personal.

Le Passage sale a la venta el 24 de mayo de 2004, y de entrada se notan los cambios. Las letras, por ejemplo, son casi autobiográficas, y las melodías, mucho más ricas; el productor Bertrand Lamblot junto a Bob Clearmountain (que había trabajado con Bruce Springsteen, INXS, Rolling Stones y otros más) le dio ese toque rockero que Jen estaba buscando. La batería estuvo garantizada por Abraham Laboriel, que había tocado con Paul McCartney y Johnny Halliday.

El álbum exhuma calidad por donde se lo mire. La calidad de los compositores y músicos que colaboraron en él, lo hacen ser una obra de un nivel superlativo. Célebres artistas franceses como Calogero, el grupo Kyo, Marc Levy y los suecos Karlegard. También participó muy activamente la pareja de Jenifer, Maxim Nucci, escribiendo y componiendo en varios temas del disco.

Jenifer - Álbum Le Passage
Imagen tomada del álbum 'Le Passage'

El álbum se grabó en dos studios: Opus 30 y Ramsès, ambos en París. Los arreglos se hicieron en Los Angeles (Estados Unidos), en el studio de Bob Clearmountain. Cosa curiosa la de este señor, pues como tenía por regla personal la de sólo trabajar desde su casa, el equipo de Jenifer se reunía con él mediante videoconferencia para hacer las coordinaciones y arreglos correspondientes.

Doce temas forman el álbum:

Ma révolution:: El primer single del álbum, lanzado el 7 de junio de 2004. Esta canción fue como un mazazo para los seguidores de la niza, porque era un vuelco total respecto de lo que se había podido oir en el primer disco. Pero el mazazo era, caso extraño, de los que gustan y dejan a uno queriendo más. La voz de Jenifer es explosiva y el acompañamiento musical es notable, muy fuerte y cautivante. La letra es muy clara, habla del momento en el que está viviendo.
Le souvenir de ce jour: Segundo single del álbum, lanzado el 28 de setiembre de 2004. Esta canción fue compuesta por el grupo francés Kyo. Calidad excepcional.
C'est de l'or: Tercer single del álbum, lanzado el 28 de febrero de 2005. Este tema de Calogero y Élodie Hesme es un himno a la maternidad. Como dato anecdótico queda la sugerencia de Calogero, de que en algún momento de la canción, Jenifer debía hacer una inhalación corta y sensible (un ¡ah!). Nunca se supo el porqué.
Ose: La canción preferida de Jen y la que usó para abrir los conciertos de esta etapa. Ritmo fuerte y de temática hedonista.
Pour toi: Escrita por Marc Levy y cuyo título original era La Ballerine. Bonito tema que habla acerca del amor idealizado.
J'en ai assez: El tema más "fuerte" del álbum (por la presencia constante de la batería). Tiene un mensaje directo: el hartazgo que producen los paparazzis y la prensa sensacionalista.
Comme un yo-yo: Escrita por Patrice Guirao y musicalizada por Phil Thornalley y C. Campsey, compositores de la canción Torn de Natalie Imbruglia. Es una canción ligera y fresca.
Le Passage: Es, según Jenifer, la canción que mejor la define. De tinte autobiográfico recorre su adolescencia, su primer álbum y su etapa de madre. Es además el título que le da el nombre al álbum.
Celle que tu vois: Donde Jen canta que no es solamente la chica que aparece en las revistas, siempre sonriendo.
Serre-moi: Cuarto single del álbum, lanzado el 16 de junio de 2005. La particularidad de esta canción es que fue concebida espontáneamente por los autores Sébastien Chouard, Tristan Leroy y Maxim Nucci, mientras estaban en Bruselas, Bélgica. El coro de este single deja apreciar en toda su magnitud la belleza de la voz de Jenifer.
Chou boup: Compuesta en pocas horas por Jenifer y Maxim Nucci. Ella explica el tema como un homenaje a las canciones setenteras.
De vous à moi: Dedicada a sus fans.

La aparición de este álbum dio pie para iniciar una nueva gira.

El sueño continúa

Era el gran regreso de Jenifer. El 15 de octubre de 2004, en Auvergne. Siempre acompañada de la misma banda -la de la primera gira- había una diferencia sustancial con los conciertos de años atrás: ahora eran conciertos reales y ya no tanto espectáculos. Jenifer ocupaba el escenario con su imagen y voz, descartando la presencia de elementos extras. El público se lo agradeció.

De una temática más acústica, Jenifer cantó los temas de sus dos álbumes, además de un par de covers: Tom's Diner de Suzanne Vega, una canción que ella recordaba desde que tenía diez años; y Dirty man de Laura Lee.

Luego de una pausa estival tomada en Niza, desde diciembre de 2004 hasta marzo de 2005, regresó a los escenarios con un tema inédito: Mauvais sang.

Jenifer - DVD 'Fait son live'
Disco DVD de Jenifer, 'Fait son live'

El éxito de los conciertos provocó la edición de un CD y DVD.

Jenifer, Fait son live

El 13 de abril de 2005 Jenifer se presentó en el Zenith de París, y fue de ese concierto de donde se sacó el material para el CD y el DVD. El primero salió a la venta el 3 de octubre de 2005; y el segundo, el 9 de noviembre del mismo año.

En el video podemos apreciar la totalidad de la presentación de Jenifer, la interacción del público y el ambiente cuasimágico. Dieciocho canciones que hacen la delicia de los fans.

En el bonus del DVD hay un video de 45 minutos que nos deja ver el Making of. Muy recomendable por el ambiente alegre, los preparativos y el buen humor (además aparece Jenifer con un chupón, adorable).

Bella como la luna: Lunatique

El 2006 se caracterizó por una sistemática ausencia de Jenifer de los platós de televisión, salvo esporádicas apariciones, y aprovecha, en marzo de ese año, para hacer un viaje a Nepal invitada por la asociación benéfica Chantal Mauduit, con la finalidad de mejorar las condiciones de vida de los niños en Katmandú. Al volver esperó casi un año para regresar a los estudios de grabación y preparar su nuevo álbum.

El 5 de noviembre de 2007 ve la luz Lunatique, un álbum completamente distinto a los anteriores, siendo este, según creo, su verdadera "revolución". Grabado completamente bajo la supervisión de Maxim Nucci, se pueden encontrar canciones que no tienen similitud con ningún tema producido en los trabajos precedentes. Grabado en el estudio Skyman, las tonadas pop, funk, ska y hasta el reggae (como en Tourner ma page) se cruzan y entrelazan para entregar resultados brillantes. Once canciones altamente apreciables componen la nueva obra:

Jenifer: "Lunatique"

Tourner ma page: Primer single del álbum, lanzado el 19 de noviembre de ese año. Participan David Verlant, Jenifer y Maxim Nucci (trío que se ocupó de casi todas las canciones del disco).
Touche-moi: Por David Verlant y Maxim Nucci. Esta canción resalta el lado sensual y provocador de Jeni.
Comme un hic: Segundo single del álbum, lanzado el 10 de marzo de 2008. Trabajaron en él David Verlant, Jenifer y Maxim Nucci.
Nos futurs: Por David Verlant y Maxim Nucci. Interesante canción lenta donde la guitarra destaca notablemente.
Le parfum: Por David Verlant y Blair Mackichan. De acordes que evocan al Medio Oriente.
Attention douleur fraîche: Por David Verlant, Jenifer y Maxim Nucci.
Si c'est une île: Tercer single del álbum, por David Verlant, Xavier Caux y Maxim Nucci. Una canción trepidante.
Quitte à se quitter: Por David Verlant y Maxim Nucci. Un tema melancólico.
Ça se pointe: Por David Verlant y Maxim Nucci.
Le bonheur me va au teint: Por Julie d'Aime, Jenifer y Maxim Nucci.
Lunatique: Canción que le da nombre al álbum. Por Fabrice Ballot-Lena y Maxim Nucci.

La propia Jenifer ha considerado al álbum como "el que es más ella", puesto que se ha involucrado mucho en todos los temas. Este trabajo, que ha ganado un doble disco de platino, ha provocado una cantidad casi increíble de conciertos por toda Francia. Para muestra un botón: el programa de los conciertos que dio sólo en marzo, abril y mayo:

Y luego más conciertos. Como cereza del pastel queda señalar que Jenifer ha sido nominada en la categoría Mejor cantante francesa del año en los NRJ Music Awards, una gala que ofrece la más importante estación de radio de Francia, que se celebrará en enero de 2009. ¿Qué le deparará el destino a nuestra Jenifer? Tal vez ganar por cuarta vez este trofeo. Pero una cosa es segura, mientras los premios van y vienen ella ya ha ganado algo que vale un millón de veces más que todos los reconocimientos del mundo: Un lugar en la historia de la música francesa y también en nuestros corazones. Bendita seas, Jenifer Bartoli.

PaulBB
Webmaster

Sitio abierto desde el 27 de agosto de 2008